Año: 2016
Categoría: Paisaje Urbano & Urbanismo
Estado: Proyecto

Proyecto Urbano “La Porta del Deltebre”

El encargo público consistía en recuperar una de las entradas más importantes del núcleo urbano de Deltebre. Con esta intervención se pretende que un espacio degradado, marginal y en desuso, se incluya discretamente en la totalidad del municipio, potenciando y definiendo la entrada principal del municipio, recuperando el suelo de las antiguas instalaciones de la nave in Mobles Delta y potenciando el edificio de la “Cambra Arrossera de la Cava”. Para diseñar este nuevo espacio urbano se han considerado tres directrices:

  1. La necesidad de acercar la belleza del Delta del Ebro al interior del municipio, inspirándonos en el paisaje y la morfología tradicional de sus arrozales.
  2. Recuperar el espacio de intervención para la memoria colectiva. Se evoca la pequeña industria del municipio, Mobles Delta, reinterpretando su forma y estructura articulando así el nuevo espacio público y aportando valor añadido a las instalaciones existentes de la antigua “Cambra Arrossera de la Cava”
  3. La intencionalidad de evitar todo indicio de sobreactuación, ejecutando una urbanización más amable, cómoda y económica.

“Reutilización de lo restante para rehabilitar el espacio urbano”

El objeto principal del proyecto es dotar al municipio de un espacio público de calidad que dignifique la entrada a la población; un espacio de bienvenida para los turistas y los habitantes que sirva de soporte para los equipamientos públicos que lo rodean. También, pensando en una futura rehabilitación de la “Cambra Arrossera”, sea una parte extensible del edificio y de la actividad que se desarrolle en su interior.

La estrategia seguida en el proyecto es una reinterpretación de la trama del parcelario del Delta i de la trama estructural de las naves de Mobles Delta. Se trata de no borrar por completo la huella del pasado y unirla al paisaje. Por eso se ha trabajado desde dos planos; en el vertical se plantea una nueva estructura metálica como pérgola vegetal, que de manera sutil, evoca las formas de las naves, y en el horizontal una trama que sigue las proporciones de la construcción anterior, pero que se va transformando hasta evocar el parcelario del Delta.

La rehabilitación de esta zona pretende abrir el edificio de la “Cambra Arrossera” a la nueva zona verde, integrándolo en la nueva propuesta de proyecto urbano mediante la continuidad del pavimento y el color, creando una franja de conexión visual, conceptual y física entre todo el ámbito de actuación, generando un espacio público más rico y más complejo.